My Spanish experiences are more Andalucian than Catalunyan, so, here, a rose from the Alhambra for the victims in Barcelona.

¡Ay, cómo lloran y lloran,
¡ay! ¡ay! cómo están llorando!